brujula_modernaDesde nuestra organización, se realiza una búsqueda activa para ofrecer a cada cliente, el producto que mejor se adapta a sus necesidades en cada situación en concreto.

Por todo ello desde nuestra organización, con dilatada experiencia en el sector, buscamos la mejor solución para cada cliente y cada momento.

¿Que es un corredor de seguros?

Un corredor de seguros es el profesional independiente que tiene por misión la evaluación de los riesgos a los que se hayan sometidos sus Clientes y la posterior negociación para contratar con diversas entidades aseguradoras las pólizas necesarias para cubrir los mismos. Es importante mencionar que la actual legislación exige al corredor una independencia absoluta frente a las compañías de seguros, y una defensa prioritaria de los legítimos intereses de sus clientes. De ahí que en la definición se indique la independencia profesional. (Para una definición legal de Corredor de Seguros, véase el artículo 26 de la Ley 26/2006 de Mediación de Seguros y Reaseguros Privados).

Consecuencia de esta independencia es que el corredor no podrá gestionar seguros en una sola entidad aseguradora. Al contrario, se le exige que basándose en sus criterios profesionales, elija la póliza que mejor cubra los riesgos de su cliente de entre todas aquellas que ofrezcan las distintas Entidades Aseguradoras del mercado.


¿Qué es necesario para ejercer la profesión de corredor de seguros?.

En primer lugar, haber superado un curso de formación o una prueba de aptitud en materias financieras y de seguros privados que reúna los requisitos establecidos por resolución de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones.

Una vez superadas estas pruebas, el Corredor de Seguros ha de obtener autorización de la Dirección General de Seguros (de carácter nacional), o de la Dirección General correspondiente del Gobierno Autónomo donde el Corredor tiene su domicilio social (de carácter autonómico). Para obtener esta autorización el Corredor debe presentar un proyecto y cumplir con una serie de requisitos, entre ellos la contratación de un seguro de Responsabilidad Civil por un capital mínimo de 1.250.618 euros que cubra sus posibles errores profesionales, y en determinados casos un aval o seguro de Caución por un importe no inferior a 18.760 euros.